Buscar Menu

Desconexión Digital

La humanización digital

Antes de digitalizar una empresa hay que prepararla

En los años 90, en casa había un teléfono para toda la familia (quien se lo podía permitir) que servía para comunicarte con tu gente, con tus seres queridos. Incluso había una cabina telefónica en cada barrio, que en algunos momentos hasta generaba cola de vecinos los fines de semana por la noche.

De aquella situación han pasado exactamente 30 años, un periodo en el que las telecomunicaciones, la tecnología y la digitalización ha crecido de una forma increíble.

Como se suele decir, eran otro tiempos, y el comportamiento y las relaciones entre los seres humanos era diferente; incluido en el trabajo.

¿Quién iba a pensar que 30 años después íbamos a poder sentarnos en casa a trabajar “codo con codo” con tus compañeros de empresa, con tus clientes, con tus proveedores? La tecnología ha crecido tanto y tan rápido, que ha generado un nuevo concepto de acción laboral, el teletrabajo, acción que además es regulada mediante una ley que precisamente hoy entra en vigor en España.

Y como el teletrabajo se realiza gracias a la digitalización, hay un concepto muy importante para mí sobre el que tenemos que reflexionar: la desconexión digital, y que además, quiero dividir en dos partes: la empresarial y la personal.

¿Qué es la desconexión digital?

Desde el punto de vista empresarial, es el derecho de los empleados de una empresa a no tener que contestar llamadas, WhatsApp, emails, etc. fuera del horario laboral, respetando el tiempo de descanso así como vacaciones y permisos.

Y desde el punto de vista personal, es una muy buena recomendación para no perder lo que hacíamos hace 30 años cuando solamente había un teléfono; relacionarnos.

Existe el concepto desconexión digital porque estamos conectados digitalmente las 24 horas, un derecho que aún no se aplica en la mayoría de las empresas y que se debe de hacer, al igual que también deberíamos de aplicar en nuestro entorno familiar.

Yo, que además me dedico a la digitalización, soy el primero que debe de hacerlo, desconectar digitalmente, porque estamos perdiendo la esencia de la relación personal que había antes.

Y es que en realidad, este no es un post para defender los derechos de los trabajadores a la desconexión digital (de lo cual estoy totalmente de acuerdo), ni para darte la paliza sobre las ventajas e inconvenientes del teletrabajo, o enumerarte los motivos por los cuales debemos de desconectar digitalmente, es simplemente una forma de recordar que lo que nunca debemos de desconectar es de las personas, y hay veces que la digitalización, aunque parezca contradictorio lo que estoy diciendo, nos desconecta.

Seguimos. Un saludo. Tony.

Posts relacionados