Buscar Menu

El emprendimiento digital: cómo no morir en el intento

Workation: la suma de trabajo y vacaciones como nueva tendencia

La revolución digital que trae la pandemia

El emprendimiento digital ha roto una barrera enorme a la hora de emprender, y es que hoy en día las Nuevas Tecnologías permiten vender con menos recursos y llegando a más gente que antes.

Pero también surge uno de los grandes problemas del emprendimiento digital, ya que muchos empresarios comienzan simplemente con una idea, lo que dificulta que el proyecto se convierta en una realidad y más aún un proyecto de éxito.

Por simplemente tener una buena idea, no significa que seas empresario digital, o que vayas a triunfar. Necesitas mucho más que todo eso.

¿Qué es un emprendedor digital?

Emprendedor digital es aquella persona que lanza un negocio usando Internet como base. Puede comenzar trabajando desde casa, sin necesidad de oficina ni grandes recursos. Utilizando una página Web como herramienta de información y comunicación, o una tienda online para vender producto.

Y aunque a todos nos parezca que el emprendimiento digital es más sencillo que el convencional, si o si es necesario:

  1. Formación empresarial.
  2. Plan de negocio.
  3. Mentalidad digital.

Son muchos los emprendedores que fracasan por la falta de formación o de plan de negocio.

Desafíos del emprendimiento digital 

Antes de desarrollar un proyecto con base digital, el emprendedor necesita formación, y si es específica y orientada al modelo de negocio que va a poner en marcha, mejor, ya que aumentará considerablemente sus posibilidades de éxito.

Desafíos a los que se enfrenta el emprendedor digital:

  1. Rentabilidad del proyecto. No todos los proyectos que se lanzan online son rentables, tenlo muy en cuenta.
  2. Coste del proyecto. Publicidad, herramientas de pago, gestión del negocio, automatización. Es muy importante definir una estrategia orientada a los resultados económicos. Y sobre todo, validar el modelo de negocio antes de: lanzarlo, seguir invirtiendo o aumentando los gastos.
  3. Competencia. Las empresas online se encuentran con los mismos problemas relacionados con la competencia que en la “vida offline”.
  4. Necesidad de formación. Debe de ser un proceso inicial, continuado y especializado en el área empresarial.

Además, para crear una empresa en Internet es muy importante contar con visión estratégica, conocimiento y tal y como decía antes en el punto número 3, mentalidad digital.

¿Qué tipo de emprendimiento digital puedes poner en marcha?

A continuación te pongo 3 ejemplos prácticos y que funcionan muy bien:

  • Formación online. Con el confinamiento domiciliario que vivimos con la llegada del Covid 19 a nuestras vidas, creció considerablemente.
  • Dropshipping. Vendes productos de terceros sin necesidad de almacén, es decir, tu proveedor le envía directamente el producto a tu cliente bajo tu propia marca.
  • Servicios como Freelance. Podríamos decir que el producto eres tú.

¿Buscas el éxito como emprendedor digital?

No busques la idea del siglo, es muy difícil que la encuentres, analiza en qué eres bueno o detecta una necesidad en el mercado por muy sencilla que te parezca y prepara muy bien tu anteproyecto, testéalo antes de lanzarlo, encuentra sus fortalezas, sus debilidades, anda, no esperes a dar con la fórmula perfecta, te llegará cuando el cliente te analice y te muestre el camino a seguir.

En tu negocio online no mandas tú, manda tu cliente. Tenlo muy presente.

Seguimos. Tony.

Posts relacionados