Buscar Menu

El engrandecimiento “gratuito”, ¿hacia dónde vamos?

Curso de formación para empresari@s analógicos

¿Sabes qué es una Startup?

Hemos entrado en una dinámica comercial que extrapola o sobrepasa los límites que definen a un buen profesional.

Valores como por ejemplo son la ética, la humildad, el respeto, el esfuerzo, el compromiso, la aptitud, el liderazgo, el acto de responsabilidad ante la sociedad empresarial y en general.

Hoy en día, a cualquier imbécil le ponemos por delante la etiqueta de “gran profesional”. Se le ensalza como si de un grande se tratase, le regalamos “gratuitamente” algo que no se merece.

¿Motivo? Algunos necesitan fijarse en otros, ahí sean los más idiota del mercado, otros necesitan rascar la barriga al tipo que le interesa, y otros simplemente formar parte de una tribu.

Antes de recibir “premios”, hay que demostrarlo

Y no te voy a hablar de los demás, te voy a hablar de mi. Llevo más o menos desde el año 98 trabajando, hoy es domingo, 7 de marzo de 2021, y te puedo decir con total certeza que me he llevado ostias de todos los colores. He conseguido hacer muy buenas cosas, desde muy jovencito, y también he fracasado estrepitosamente. Es más, hoy en día sigo pagando mis fracasos.

Precisamente ahora hace 3 años que comencé con el proyecto de mi vida, [a]guado, y como muchos de nosotros, comencé desde cero o mejor dicho, desde -1. Han pasado 36 meses en los que he vivido multitud de fases, y hoy en día sigo diseñando las próximas para conseguir posicionar una marca en el mercado, [a]guado y que yo represento.

¿Crees que a día de hoy me merezco algún tipo de ensalzamiento o mérito especial? ¿Quizá porque genero buena imagen? ¿Por que grabo un par de vídeos? ¿Quizá lo consigo con un poco de don de gentes? ¿O mostrando un buen proyecto desarrollado?

Hoy en día puedo decir orgulloso que tengo un proyecto que se está haciendo realidad, pero aún estoy muy lejos de recibir un reconocimiento merecido y que además provenga de alguien a quien yo le tenga mi respecto profesional y personal.

Antes de que nadie te ensalce, tienes que ganártelo

Estoy estudiando de nuevo, y trabajando muy duro para afianzar una base de empresa que ofrezca algo bueno a la sociedad, poniendo toda mi experiencia para conseguir que en los próximos años, realmente pueda decir “he creado un gran proyecto que hoy es una realidad”.

Pero a día de hoy, aún no estoy en disposición de recibir ningún ensalzamiento, y menos gratuito.

Mensaje a “palmer@s”, “listill@s”, “aprovechad@s” e “inútiles” que no saben hacer la “o” con un canuto

Dejad de:

  • Hacer palmas con las orejas a la gente que os interesa.
  • Ensalzar a cualquiera sin hacer una reflexión previamente.
  • Vender lo que los demás quieren escuchar; agradar orejas.
  • Intentar aprovecharos del buen hacer de los demás.

Y con un poquito de humildad, analizar profundamente los valores que hacen a una persona un buen profesional: ética, humildad, respeto, esfuerzo, compromiso, aptitud, liderazgo.

Y empezad por ejemplo por el valor de la humildad, y el del trabajo, y en vez de hablar tanta porquería, poneros a trabajar en vosotros mismos, que no necesitáis alabar a nadie; haced el ejercicio de responsabilidad de entender qué sois.

Y con el tiempo, quizá en vez de estar “engrandeciendo gratuitamente” a los demás como estrategia comercial, te estén ensalzando a ti, y además, de forma merecida porque has trabajado y luchado.

Y si nadie lo hace, tampoco pasa nada, el mayor reto de tu vida lo tienes contigo mismo.

Seguimos. Tony.

Posts relacionados