Buscar Menu

¿Formas parte de una organización empresarial?

Marca Personal ¿Qué es? ¿Cómo potenciarla en el entorno laboral?

decomarbella, un buen ejemplo de digitalización de negocio

¿Por qué nos agrupamos empresarialmente? ¿Qué nos lleva a dar el paso de formar parte de asociaciones u organizaciones empresariales? Es la pregunta. Y a partir de ahí, comenzamos.

Pertenecer a un grupo

Somos individuos independientes, cada uno con su proyecto e ilusión. Cuando eres el director, gerente, CEO o como quieras definirte de tu propio proyecto, tú eres la máxima autoridad, eres quien decide qué, cómo, a quién y por cuánto.

Tienes la oportunidad de crear tu propio proyecto, poner tus normas, elegir tu equipo de trabajo, definir tus productos, identificar a quién se los vas a vender,…

Y en tu estrategia, es cuando contemplas la posibilidad de formar parte de un grupo, de una unión de profesionales como tú que tienen un fin común. Y es entonces cuando das el paso y tomas la decisión: te das de alta en una asociación, entras en un grupo de WhatsApp,…

¿Motivos? Hay muchos.

  • La unión hace la fuerza.
  • Refuerzas aspectos personales y profesionales.
  • Socializas.
  • Generas marca.
  • Aumentas tu visibilidad

Te puedo enumerar unos pocos más pero seguramente ya los conoces y mejor que yo.

¿Y qué sucede cuando comienzas a formar parte de un grupo de negocio? ¿Cuál es la clave del éxito?

La clave del éxito, tanto para ti como para todos, está precisamente en eso, en conseguir como resultado la respuesta a la pregunta que te hacía en el primer párrafo, ¿Por qué nos agrupamos empresarialmente? ¿Cuál es la clave del éxito, tanto el tuyo personal como del grupo?

A continuación te indico algunas ideas a tener en consideración:

  1. Objetivo. Léelo, compréndelo y define claramente si es el tuyo o no.
  2. Normas. Conócelas, entiéndelas y cúmplelas.
  3. Liderazgo. Ponte a la disposición de tu líder y ayúdale a realizar su función.
  4. Dirección. Sigue las pautas que te marquen.
  5. Ética. Cumple con los estándares éticos que definen a un buen profesional.
  6. Profesionalidad. Debes de estar a la altura del proyecto, del grupo.
  7. Respeto. Es una norma de convivencia fundamental: primero respétate a ti mismo y después respeta a tu grupo y a tus compañeros.
  8. Equipo. Si te agrupas, es para trabajar en equipo, no como individuo.
  9. Motivación. Que comienza por el líder y la dirección.
  10. Ganas de trabajar. Es un grupo de trabajo, no lo olvides.

¿Eres feliz en los grupos empresariales a los que perteneces?

Ten en cuenta que si los grupos están ahí y siguen avanzando, contigo o sin ti, es por algo. Todos aquellos grupos que siguen unas directrices profesionales determinadas y que son cumplidas por cada uno de los individuos que la conforman, funcionan. Nunca olvides que:

“Eres un individuo que forma parte de un grupo con una finalidad, unas normas, un liderazgo y unas pautas y requisitos de trabajo”

Y si no te sientes conforme formando parte de un grupo, tienes dos opciones:

  • Primera. Ser autocrítico, mejorar y trabajar fuerte en el grupo para sentirte contento. Por ejemplo, si quieres liderar, gánatelo, si quieres dirigir, gánatelo, si quieres conseguir mucho trabajo, gánatelo. Demuestra que eres capaz con tu trabajo y esfuerzo.
  • Segunda. Encuentra tu lugar, tu grupo empresarial con el que te sientas identificado.

Y si aún así no eres capaz de pertenecer a un grupo empresarial, que como verás hay millones y todos están por algún motivo, date el regalo a ti mismo de recordarte que tú eres el líder, el director, el equipo y el “mandamás” de tu propia empresa, y que ahí, seguro que te sentirás cómodo, feliz y dueño de todo.

Seguimos. Tony

Posts relacionados